sábado, 7 de junio de 2014

DESAYUNO CON DIAMANTES: Muffins de queso y jamón con hierbas

Como sucede con las emociones, hay momentos de entremezclado sabor… puede que estos inspiraran salsas como la agridulce… quién sabe?… pero lo que es cierto, es que en la cocina podemos experimentar, sin miedo, mezclando aromas y paladares rotundamente opuestos porque, como la vida nos susurra en multitud de ocasiones, podemos sorprendernos gratamente… en cualquier caso, por qué no dar una oportunidad más para que acerquen posturas el dulce y el salado?…

Hoy lo vamos a hacer en forma de muffin o magdalena... pista a la que hoy sacaremos a bailar ingredientes de opuesto sabor.

Aviso a navegantes: se impone el dulce al final…


MUFFINS DE QUESO Y JAMÓN CON HIERBAS

Los muffins son rápidos de preparar y de hornear, por lo que son una buena opción a la hora de organizar un desayuno especial. Y para romper un poco con el modelo chocolateado o con frutas, que solemos ver en mayor medida, he optado por una versión dulce-salada que no gustará a todos, pero que se sale de lo habitual, motivo más que suficiente para probar… 

Como con todas las recetas, podemos potenciar sus sabores, desequilibrando la balanza en favor de unos u otros ingredientes… hoy necesitaremos:



INGREDIENTES:

  • 1 1/2 taza de harina de repostería
  • Levadura royal (1 sobre)
  • 1 cucharadita de azúcar moreno (opcional)
  • Queso de untar (si queréis un sabor más intenso, usad queso de cabra)
  • 1 taza de leche
  • 2 cucharaditas de mantequilla 
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 huevo
  • 3 lonchas de jamón serrano
  • 4 o 5 dátiles (opcional)
  • 1/2 taza de cebolleta picada
  • Hierbabuena picada (al gusto)
  • Cilantro (al gusto)
  • Pimienta 
  • Sal

Como en casa no a todos gusta por igual el queso de cabra, he usado queso crema tipo philadelphia para la receta, mucho más suave.

Precalentamos el horno a 200º.
En un cuenco para amasar echamos la harina, la levadura, el azúcar (si se quiere), la sal… removemos y dejamos a un lado.

Aparte, derretimos la mantequilla y la batimos con el queso, la leche, el aceite, el huevo. Cuando estén bien ligadas, añadimos la cebolleta picada, el jamón serrano troceado, los dátiles troceados  (si queremos un resultado más dulce y con mayor textura), hierbabuena y cilantro picados y pimienta molida y mezclamos todo… Las hierbas aportan un aroma y frescura al que no podemos renunciar... yo, al menos, me niego!

A continuación, incorporamos esta mezcla al recipiente donde tenemos la harina con la levadura y batimos bien con ayuda de una varilla manual.

Mezclado todo, colocamos papel para hornear magdalenas en los huecos de un molde metálico de horno destinado para ello y rellenamos con la mezcla, sin llegar a llenarlos por completo y metemos al horno… 





Sobre el tiempo, lo de siempre… estad atentos porque en horneados cortos, como estos, hay una gran diferencia entre unos hornos y otros, aunque deberían estar listos en 15 minutos aproximadamente… 



No esperéis encontrar unos muffins salados… tienen ingredientes que lo son, pero el resultado desconcierta, ya que nos encontramos tomando una magdalena con jamón serrano y queso, pero dulce, a lo que ayudan mucho los dátiles… eso sí!… nada empalagosa…


Una buena forma de empezar el día rompiendo esquemas, no creéis?…
Y para completar este energético y especial desayuno, un tradicional y vitaminado zumo de naranja, al que no añadiremos azúcar… otro elemento que nos recuerda que los días tienen su particular proporción de dulzor y, a veces, acidez, mereciendo tanto la pena ser saboreados…

Buenos días!!!




Ana Rosique

4 comentarios:

  1. Madre mía los muffinsssssss, uffffffffffffffffff...esto es "pecato de cardinale"!!!jajajaja
    feliz domingo y miles de besos!!

    Charo

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. maravilla de vista y de sabor!!! la mano Rosique que tiene magia! gracias por el comentario! saludos

      Eliminar