viernes, 13 de junio de 2014

DESAYUNO CON DIAMANTES: Brownie de Oreo



Llega, de nuevo, el fin de semana…  y uno en el que los reyes de la casa, nuestros hijos, merecen un desayuno especial con el que celebrar su esfuerzo y que les anime  ante el cansancio que sienten en estos días de exámenes finales. 

Estamos a las puertas de un sábado en el que el ocio brillará por su ausencia y qué mejor manera de alegrarles la mañana que con un fantástico brownie de galletas Oreo, que no sólo hará las delicias de los más jóvenes,  o no?…




BROWNIE DE OREO

El brownie es de los dulces más versátiles y tiene un buen club de fans… lo tiene todo para ser caballo ganador: rico, fácil, rápido y TIENE CHOCOLATE!!!!… este último punto, el importante, según mi hija mayor, jajaja!

Hoy vamos a prepararlo con galletas Oreo, que pirran a la pequeña… qué poco esfuerzo cuesta dibujarles una sonrisa… un chocolateado momento en familia, que a todos nos llena el corazón



INGREDIENTES:
  • 150 gr de mantequilla
  • vainilla 
  • 3 huevos y 3 yemas
  • 200 gr de chocolate negro para fundir
  • 150 gr de azúcar moreno
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 1 paquete de galletas Oreo de 154 gr y unas cuantas más para decorar




ELABORACIÓN

Y empieza lo divertido porque elaborar este dulce es facilísimo…
Comenzamos introduciendo los huevos y las yemas en una batidora eléctrica y, a máxima potencia, los batimos hasta que quede una esponjosa y voluminosa mezcla.

Mientras, en un microondas o en un cacito, al fuego, derretimos la mantequilla con el chocolate rallado, lo que acelera el proceso, facilitando que ambos estén el mínimo tiempo posible al fuego… Líquidos y bien ligados, los vamos introduciendo, poco a poco, en el huevo y seguimos batiendo…
A la mezcla anterior, incorporamos la vainilla (fresca o en esencia), el azúcar moreno (poco a poco para evitar que parte de ella no quede bien integrada), la harina y el cacao en polvo.

Por último, cogemos las galletas, las rompemos en trozos de despreocupado tamaño y las añadimos a la mezcla.
Ya sólo nos queda forrar una fuente refractaria con papel parafinado, para evitar que se pegue el brownie, y vertemos la mezcla en ella.
Para finalizar, partimos unas cuantas galletas por la mitad y las ponemos en la superficie como decoración.


Horneamos unos 30 minutos a unos 180º y voila!… ya tenéis un desayuno para los diamantes de la casa… Ah!… y con Oreo, chocolate y niños… LECHE!!!




BUENOS DÍAS!!!!

  


2 comentarios:

  1. Madre del amor hermosoooooooooooooooooooo, qué pintaza!!jajajaja. Suerte que ahora miro tu blog recién desayunada eh??. Igual aceptaría un trocito de este brownie, no lo niego!!jajaja
    Besos y feliz domingo!!!

    Charo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja....eso me pasa a mi!! que me ponen un brownie a cualquier hora y siempre estoy dispuesta!! besitos

      Eliminar