viernes, 23 de mayo de 2014

DESAYUNO CON DIAMANTES: Pastel de queso Japonés

Hola!! os dejo con las nuevas propuestas de mi querida Ana "en Rose"...a ver si os animáis a sorprenderos a vosotros mismos con este desayuno: escarcharos de diamantes y a brillar el fin de semana!!
Gracias infinitas!!

PASTEL DE QUESO JAPONÉS


Hoy nos ponemos orientales para preparar un desayuno digno de los Emperadores y Emperatrices que tenemos en casa: un pastel de queso japonés.

No os voy a engañar: hay que madrugar un poquito si queremos comérnoslo antes de la merienda, jajaja… y tampoco es la receta más sencilla del mundo, pero siguiendo los pasos tal y como os indico, no tiene por qué ir nada mal... merece la pena, ya lo veréis…

Este pastel de queso sorprende por su textura, muy parecida a una mousse, extremadamente delicada, ligera y hasta elegante al paladar… un diamante digno de estos especiales desayunos…



 Ingredientes:
  • 400 gr de queso de untar (la marca que queráis)
  • 100 ml de leche entera
  • 50 gr de mantequilla
  • 150 gr de azúcar blanca
  • 6 huevos
  • 1 cucharada sopera de maizena
  • 60 gr de harina de repostería 
  • Limón
  • sal
  • 1 vaina de vainilla




En un cazo calentamos a bajísima temperatura la mantequilla, el azúcar, la leche y cuando estén bien ligados, añadimos el queso y seguimos removiendo hasta que todo queda bien mezclado, formando un a crema... apartamos del calor y dejamos que se enfríe.

Mientras tanto, separamos las claras de las yemas y batimos estas últimas, añadiéndoles vainilla  natural o en esencia. Una vez listas, incorporamos a la mezcla, la crema de queso que dejamos enfriando y ligamos…

En otro recipiente, vertemos las claras con un chorrito (pequeño) de limón y una pizca de sal (esto ayudará a las claras a estar más firmes) y montamos a punto de nieve. Cuando estén listas, vamos añadiendo poco a poco, las claras a punto de nieve a la mezcla anterior con movimientos envolventes y muy delicados, para que no se nos baje la el volumen conseguido, imprescindible para la textura final.

Forramos con papel sulfurizado o engrasamos un molde (dos de tamaño mediano con esta cantidad) y vertemos la mezcla, lo ponemos al baño María e introducimos en el horno a 150º durante 1 hora, más o menos…



Pasado este tiempo, nos aseguramos de que el pastel está bien horneado y apagamos el horno, dejando que vaya perdiendo el calor en el interior del mismo, poco a poco y con la puerta entreabierta… 

Cuando se haya enfriado, estará listo para servir.


Se puede hacer el día anterior y meterlo en el frigorífico, ya que frío también está muy bueno…

CHOCOLATE CALIENTE CON CLAVO Y CANELA





Y para acompañar esta delicia oriental, un buen chocolate caliente, en este caso, aromatizado con clavo y canela.


INGREDIENTES:

- Chocolate en polvo para preparar
- Leche entera
- Clavo
- Canela en rama 
- Azúcar (opcional)

No tiene ninguna dificultad puesto que el chocolate lo haremos como cualquier otro que estemos acostumbrados a hacer en casa, ya sea derritiendo en pastilla y mezclando con leche o usándolo en polvo, pero al que añadiremos al calentarlo con la leche, una ramita de canela y varios clavos de olor… esto elevará el chocolate a la taza a la categoría de exquisitez y las especias darán ese toque exótico que tan bien acompaña a un pastel tan delicado como el que traemos hoy…



Espero que os guste y, sobre todo, que lo disfrutéis en familia…

Buenos días!!!



2 comentarios:

  1. Un desayuno genial, como todos los que aparecen en tu blog!. Hoy he sido previsora y antes de leerte, he desayunado!!jajajajajaja. Igual te aceptaba un trocito del pastel, eh??jajaja
    Besos y feliz semana!!!

    Charo

    ResponderEliminar
  2. Se ve muy rica tu tarta y acompañada de una buena taza de chocolate
    debe ser una delicia, gracias por compartirla.
    Un beso

    ResponderEliminar