sábado, 31 de mayo de 2014

DESAYUNO CON DIAMANTES: Crepes con queso fresco y mermelada de calabaza

CREPES CON QUESO FRESCO Y MERMELADA DE CALABAZA




De nuevo, fin de semana... y para muchos, mañanas largas que dan para descansar y mimarse un poquito… y qué mejor manera de comenzar un gran día, que con un buen desayuno que nos aporte la energía necesaria y el azúcar que endulzará el resto del día…

Para preparar un desayuno especial no es necesario complicarse mucho… basta con tener ganas e imaginar leves variantes en recetas de toda la vida, como haremos hoy preparando estos crepes…

CREPES CON QUESO FRESCO 


INGREDIENTES:

  • 2 huevos
  • 150 gr de harina
  • 250 ml de leche
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de aceite
  • una pizca de sal
  • 1 cucharada de ron

Los crepes son muy sencillos de cocinar y podemos acompañarlos de tantos ingredientes como se nos ocurran, dulces o salados. Hoy voy a prepararlos con queso fresco y una suave y deliciosa mermelada de calabaza… una agradable combinación.

Hacer la masa de los crepes no tiene ningún misterio, sólo hay que batir muy bien todos los ingredientes antes citados, excepto el aceite que lo  pondremos en la sartén para que no se pegue la masa en el momento de cocinarla.


Una vez lista la mezcla, calentamos una sartén mediana con el aceite y cuando tenga suficiente temperatura, no antes, echar un cucharón de masa a la misma y mover en círculos para que la masa se extienda homogéneamente por toda la superficie.
Debéis tener cuidado de no verter demasiada cantidad… recordad que los crepes son finos, de lo contrario estaríamos ante un grosor similar al de las tortitas y, aunque parecidas, no son lo mismo… el crepe es delgado y flexible, lo cual permite darle forma y su sabor es más sutil.

Cuidamos la masa de no tenerla en exceso al calor, ya que se quema con facilidad, por lo que hay que voltearlas en cuanto se hayan dorado.
Es probable que el primer crepe absorba más aceite, por lo que no os excedáis con la cantidad.

Hoy les he añadido un chorrito de ron para intensificar el sabor y hacerlo más distinguido, pero podéis utilizar cualquier licor que os guste o no añadirles nada… es opcional.


Una vez listos, cogemos la mermelada y la ponemos a calentar para conseguir una temperatura y consistencia más agradable. La extendemos sobre el crepe, depositamos encima un fino corte de queso fresco y rociamos sobre ellos unas semillas de amapola, que le aportan interés y una textura crujiente... Enrollamos nuestro crepe como más bonitos nos resulten y servimos acompañados de fruta fresca. Hoy, Kiwi… una buena inyección de vitamina C.


Y para acompañar este plato:

CAFÉ CON LECHE Y LECHE


Con este nombre se denomina en Canarias al café acompañado de dos leches: natural y condensada… mi preferido!…


Disfrutad del desayuno y del fin de semana… BUENOS DÍAS!!!




5 comentarios:

  1. Que bueno!!! Hoy voy a buscar la mermerlada y mañana lo pienso desayunar!!!
    Un beso y buen finde desde Study Moda by Estefanía

    ResponderEliminar
  2. Que bueno!!! Hoy voy a buscar la mermerlada y mañana lo pienso desayunar!!!
    Un beso y buen finde desde Study Moda by Estefanía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué bien oir eso!! está riquísimo!! y super fácil , ya me contarás! besitos

      Eliminar
  3. Jesús, el día que me ponga yo a desayunar de esta forma...probando todos los desayunos que nos "incitas" a probar...ufffffff, no lo quiero ni pensar!!!jajajaja
    Besitos y feliz domingo, guapa!

    Charo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues dejate vencer por la tentación!! al cuerno con la operación bikini!!! besazos y graciassssss

      Eliminar